En la inercia donde habita el tiempo

En la inercia donde habita el tiempo

El sol de mis días, la cama a medio hacer,

me quedaría a vivir bajo tu piel.

La luz de tu sombra, no quiero volver

a los días en los que no hay ese sabor a miel.

 

Una ducha de agua fría al pensar que volvería,

sueños de cartón debajo del colchón.

Y es que esa melancolía a la que me refería

es susceptible a lo que llamaría oración.

 

El lugar donde crecemos,

las personas que nos hacen ser,

el momento en que somos

un lugar donde florecer.

 

Tu esencia en vida,

un templo por construir,

cuando la huida

no se pueda compartir.

 

Seguiremos siendo

aunque marchemos,

seguiremos sintiendo

aunque no estemos.

 

Viviremos el momento

en todos sus matices,

sin dar lugar al lamento

ni a sentirnos infelices.

 

Llorar nos hace humanos,

es nuestra sanación,

reír sentirnos vivos

en medio de una canción.

 

Por ser y seguir siendo,

haciendo y deshaciendo,

avanzando y retrocediendo,

en la inercia donde habita el tiempo.

Elionor Pons

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s